domingo, 25 de septiembre de 2011

RECORTES EN SANIDAD IV

Espero que me perdoneis, porque el chiste de hoy es un poco sombrío y tétrico.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Humor negro, Remedios. Pero real como la vida misma....

Isa dijo...

Pero que cenizos son estos catalanes, Remedios.
Me ponen la piel de gallina.
besos

Isa dijo...

Y que conste que el regular que he puesto es para ellos y para los jefazos de la sanidad, y no para ti, cariño.

Carlos dijo...

Los catalanes no tienen la culpa, lo que pasa es que son realistas y dicen todo si tapujos.
¿No te parece, Remedios? Claro que como Isa es del sur lo ve todo de otro modo.
un abrazo

Remedios dijo...

Negro, es poco, negrísimo, dudé antes de colgarlo, pero me lo había mandado una buena amiga y no quería defraudarla.De todos modos es algo frecuente, el que llegue la carta del Sergas para avisar de un tac, una resonancia u otras pruebas a alguien ya fallecido.
Un abrazo

Remedios dijo...

¡Isa,Isa! no puedes llamar cenizos a los catalanes....menuda polémica estás armando.
Aunque el chistecito se las trae, ya le perdonamos la puesta en escena con la viuda y el cementerio como escenario, yo creo que lo peor es la letra pequeña donde dice que la manera de reducir las listas de espera son las defunciones.
Calma,chiquilla.

Remedios dijo...

No le des más vueltas, Isa. Y gracias por el regular ¡Jaja!
Un beso

Remedios dijo...

¿Que quieres que te diga, Carlos? Tengo buenos amigos catalanes y de todos modos considero que no estuvieron muy afortunados en esa viñeta.De Isa te diré que es una jovencita impulsiva pero con buen corazon y encantadora. Claro que la mentalidad de la gente del sur no es como la de los catalanes...ni como los gallegos. Pero en ser tan diferentes es lo que hace que España sea tan..."diferente"¡Ja.ja!
un abrazo

Publicar un comentario