lunes, 19 de septiembre de 2011

ARENA Y PIEDRA


Esta es la historia de dos amigos que iban caminando por el desierto. Comenzaron a discutir, y un amigo le dió una bofetada al otro.
Lastimado, pero sin decir nada, escribió en la arena:

MI MEJOR AMIGO ME DIÓ HOY UNA BOFETADA

Siguieron caminando hasta llegar a un oasis, donde decidieron bañarse. El amigo que había sido abofeteado comenzó a ahogarse, pero su amigo lo salvó. Depues de recuperarse, escribió en una piedra:

MI MEJOR AMIGO HOY SALVÓ MI VIDA.

El amigo que había abofeteado y salvado a su mejor amigo preguntó:
Cuando te lastimé escribiste en la arena y ahora lo haces en una piedra ¿Porqué?
El otro amigo respondió:

Cuando alguien nos lastima debemos escribirlo en la arena donde los vientos del perdón puedan borrarlo.
Pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra donde ningún viento pueda borrarlo.
Es importante que aprendas a escribir tus heridas en la arena para olvidarlas rapidamente y grabar en piedra las ayudas y favores que recibes de los demás para no olvidarlos jamás.

8 comentarios:

Notti dijo...

Hola Remedios, qué relato más bonito, y como siempre con su moraleja a cuestas. Precioso.
Me ha gustado el post de las minipizzas, seguro que a mis hijos les encantará, tengo que animarme a hacerlo, lo bueno es podemos ponerle el "relleno" que queramos. Una receta de las mías. En cambio, el Bavarois, lo veo más complicado, pero la pinta que tiene es estupenda.
Me parecen interesantísimos los relatos, este último de la viruela me ha parecido muy interesante, qué haríamos sin las vacunas? aunque he oído que ahora hay padres que están a favor de no vacunar a sus bebés por no meterles anticuerpos.
En cuanto al chiste del recorte sanitario, espero que, con el ritmo que llevamos, no nos falten los ruedines!!
Un abrazo

Anónimo dijo...

gracias me parece muy profundo e importante para aplicármelo lo intentaremos, me parece que siempre nos hace aprovechar el tiempo besos lucia

Isa dijo...

Este relato me pareció precioso, y cuanta razón tiene, que mal lo llevamos, hacemos todo al revés, no olvidamos las afrentas y en cambio los favores ni se nos acuerdan. ¡Hay que cambiar!.
besos

Rosa dijo...

Este relato, en plan más serio, tambien me encanta y como siempre, Remedios, nos haces pensar.
Besos de Rosa

Remedios dijo...

Tienes razón, Notti,no puede faltar la moraleja en estos pequeños relatos,me alegra que te gusten.
Las minipizzas puedes hacerlas de lo que tu quieras, o de lo que sabes que les gusta a los tuyos, a los niños, el hecho de que sean pequeñitas, les hace gracia y se las comen muy bien.
El bavarois no creas que es difícil, lo que pasa es que por un lado hay que montar las claras, tambien la nata y se hace un poco más laborioso.
En cuanto a las vacunas también he oido que hay padres que se oponen. La verdad que siempre da un poco de miedo, que te inyecten virus, sin embargo creo que nuestros investigadores se merecen nuestra confianza,y creo que cuando una vacuna está legalizada, siempre será beneficiosa.
Aún tengo algún chiste más sobre el tema sanitario...están graciosos y aunque exagerados,llevan su razón.
Gracias y muchos besos por tus comentarios

Remedios dijo...

Hola Lucía: recibí tu correo, un día de estos te contesto. Gracias por tus comentarios.
Un abrazo

Remedios dijo...

Claro que hay que cambiar y lo que más me gusta, Isa, es que tengas tan buenas intenciones, pero lo difícil es ponerlas en práctica. Un beso

Remedios dijo...

Como siempre digo, lo de pensar es algo importante en la vida, andamos tan estresados, tan preocupados por los trabajos, que a veces es necesario pararse un poco, y pensar.
Rosa un abrazo fuerte

Publicar un comentario