domingo, 16 de octubre de 2011

TARTA TATÍN DE CIRUELAS

Las tartas tatín, de origen francés, tienen la curiosidad que se hacen al revés de las tartas normales que como sabeis se suelen hacer con una base, una crema y los adornos encima.En  las tatín la parte que va a quedar a la vista es la que va en el fondo del molde por lo que hay que desmoldarlas.Tambien se les llama "invertidas"
porque se pone la fruta abajo y la masa encima..

Según la tradición la primera tarta de este estilo surgió en el Hotel Tatín a las orillas del río Loira. El hotel estaba regentado por las hermanas Estephanie y Caroline Tatín. Parece ser que un día Estephanie haciendo una tarta de manzana se despistó y se quemaron un poco las manzanas para aprovecharlas hicieron una masa y se la echaron encima, despues le dieron la vuelta con cuidado y este es el comienzo de las que hoy ya son un clásico de la cocina francesa.

Aunque estas tartas se hacen con toda clase de frutas, la más conocida es la de manzanas, (que haré otro día) , hoy la hice de ciruelas negras y os la recomiendo porque, además de ser fácil de preparar, os va a gustar. Está...uhmmmm buena, buena.

INGREDIENTES:

Ciruelas negras   4 ó 5.
Huevos    2.
Azúcar     6 cucharadas.
Harina      200 gr.
Levadura Royal    1 sobre.
Esencia de vainilla    1 cucharadita  ( opcional ),
Caramelo  el necesario para cubrir el fondo del molde.
Azúcar   un poco para espolvorear el encima del caramelo.

PREPARACIÓN:

Batir las yemas con la batidora hasta que se pongan muy espumosos, añadir el azúcar y la esencia de vainilla y seguir batiendo hasta que esté todo bien incorporando. Se le añade la harina, mezclada con la levadura, con un colador y mezclandola con los huevos con movimientos envolventes.

Preparar un molde forrándolo con papel vegetal , o bien con un molde de silicona, que no necesita papel. Cubrir el fondo con una capa fina de caramelo y encima espolvorear azúcar.  Pelar las ciruelas , cortarlas en cuartos  (sacarle la pepita) y colocarlas de forma que cubran el fondo completamente.

Verter a masa encima y meterla al horno a temperatura moderada  hasta que se vea la masa dorada ( 20 ó 30 minutos) Se saca y sin esperar que enfríe se le da la vuelta con cuidado.

Se puede adornar a gusto, como por ejemplo con merengue o una gelatina neutra. Aunque también queda bien sin nada.

7 comentarios:

Carlos dijo...

¡Que aspecto más estupendo tiene este postre! ya se relame uno sólo con verlo.
Lo haré, lo haré y pronto. Gracias Remedios

Isa dijo...

Porfa, Remedios, mandame un pedacito. Ya ves Marconi como consiguio mandar las ondas....¡jeeeejeeeje!

Remedios dijo...

¡Que bien Carlos!Es estupendo que te animes a hacer los postres que salen en el blog....ya llevas unos cuantos ¿verdad?
Un abrazo

Belinda dijo...

Qué buena pinta!!!!alimenta solo con verla!!!
Un abrazo

Remedios dijo...

Isa ya podia Marconi cuando trabajaba con sus ondas haber puesto una cestita para mandarte los postres, pero habrá que esperar por otro inventor.
besos

Remedios dijo...

Uyyyyy Beli, cuando vi tu comentario creí que ya habias visto el post de los perros que puse ayer...y estaba temblando¡Ja,Ja! Pero ya ves que no puse la foto de Max, es otro más feo.
muchos besos

Belinda dijo...

Lo vi,lo vi!!!!jejejeje.....pero q concepto tienes de mi!!!q tampoco salto a la primera d cambio!!jijijiji....y yo encantada d q pongas a Max en el blog!!!t mandaré fotos d mi nueva "adquisición gatuna"....jajajajaja

Publicar un comentario