domingo, 23 de octubre de 2011

TARTA DE MANZANA



Hay tanta variedad de postres de manzanas que ciertamente parece que las manzanas son las reinas en la repostería, y es que si añadimos manzanas a cualquier especialidad de postre, este ya alcanza otra dimensión, ya es un postre especial, tanto que sea tarta como  bizcocho o cualquier otro. Ya no le pongo numeración porque no sé las que llevo hechas distintas

Así que hoy va otra receta de tarta de manzana, es la tarta tatín, que como os decía en otro reciente post, esta forma de hacer tartas se debíó a un error de las hermanas Tatín. Hoy me enteré de otra versión , parece ser que las hermanas eran muy despistadas y al hacer una tarta de manzana  la metieron en el horno sin base, cuando se dieron cuenta hicieron una masa y se la pusieron encima. Luego le dieron la vuelta y asunto resuelto. Lo que nunca pensaron en el exíto que tuvo y como se extendió por todo el mundo. 

INGREDIENTE :

Para el relleno.
Manzanas   5 ó 6.
Azúcar     100 gr.
Mantequilla  100 gr.

Para la masa
Harina  6 cucharadas.
Levadura Royal   1 sobre.
Huevos  3.
Esencia de vainilla  1 cucharadita.

Para adornar
Mermelada de manzana  2 cucharadas.
Medio vaso de agua
Azúcar 1 cucharada.

PREPARACIÓN:

Pelar las manzanas y cortarlas en cuartos, sacarles el corazón y cortar los trozos a la mitad ( hacer en total 8 trozos de cada manzana)  con los trozos así de grandecitos se potencia más el sabor a manzana.

Preparar un molde untándolo con mantequilla y en vez de ponerle harina como es habitual, lo espolvoreamos con azúcar. Colocar los trozos de manzana de forma que cubran todo el fondo. Le echamos por  encima el resto del azúcar y con  una cucharilla se van colocando montocitos de mantequilla repartidos por todo el fondo. Se mete en el horno, ya precalentado, a una temperatura fuerte durante 30 minutos colocando el molde en la parte baja.

Se saca el molde del horno y se cubre con la masa que tenemos preparada y se vuelve a meter bajando el horno a temperatura media otra media hora.

Mientras preparamos la masa. En un bol se baten las yemas con el azúcar y la esencia de vainilla. Se montan las claras a punto de nieve y se incorporan con espátula y con movimientos envolventes. Y a continuación la harina mezclada con la levadura. 

Se saca el molde del horno y se cubre con la masa, se vueve a meter, bajando a temperatura media y se deja otra media hora.

En un cazo se pone el agua el azúcar y la mermelada de manzana se deja que hervir unos 10 minutos. Se pasa por la batidora.
Cuando se saca la tarta del horno se le da la vuelta y se cubre con la mermelada de manzana que teníamos preparada.

Yo la adorné con un poco de merengue que me había sobrado de otro postre, pero no es imprescindible 

4 comentarios:

Carlos dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Remedios,en que los postres de manzana sea cual sea su formato, tienen un toque especial, el rico sabor de la manzana que es un seguro de que gustan a la mayoría de la gente. Ya tenía oido hablar de las tartas tatin pero no tenía idea de lo que iba. Ahora ya me apetece hacer esas famosas tartas al revés.
un abrazo

Remedios dijo...

Las tartas de manzana están ricas siempre tanto que las hagamos al derecho como al revés. Así que ánimo, a hacerlas, que creo que estás hecho un repostero de categoria. Seguro que tienes más recetas que cualquiera.
Un abrazo

Graciela dijo...

¡Y que rica tiene que estar la tarta de hoy! esto es una tentación.Y hasta me parece que siento que huele muy bien.

Remedios dijo...

Pues claro que huele bien, Graciela.Lástima que no pueda mandarte un pedacito a través del ordenador.
un abrazo

Publicar un comentario