jueves, 5 de enero de 2012

LA NOCHE MÁGICA DE REYES


Cuando llega esta noche mágica, a todos nos gustaría volver a ser niños, aunque solamente fuera por unas  horas. Volver a sentir aquella ilusión , aquella esperanza de recibir los juguetes preferidos, la euforia de ver los Reyes recorriendo pueblos y ciudades, el afán de colocar los zapatitos ( bien limpios), junto con la leche y galletas para  Reyes que llegaban desde el lejano Oriente y el agua y la paja para sus cansados camellos.

 Esa noche, cenar temprano y acostarse prontito, los trabajos para conseguir conciliar el sueño que con el nerviosismo nos parecía algo imposible. Y al despertar,(muy temprano, por cierto) correr al dormitorio de los papás para que nos acompañen al salón,  por el camino unos segundos inquietantes al recordar la últimas  travesuras ...por fín...

¡¡¡¡El gran momento!!! estaba todo alli, todo lo que habíamos pedido (poca cosa, comparada con los juguetes de ahora), las niñas, una muñeca o  la cocinita y los niños coches o balones, pero siempre había alguna sorpresa que no esperábamos. Son emociones inolvidables.
Hoy en día, cada vez los niños saben más pronto que son los padres. Me da mucha pena que no conserven esa ilusión más tiempo, aunque pensándolo bien, con los tiempos de crisis que estamos viviendo, quizás sea mejor, para que no se pasen pidiendo demasiado o cosas muy caras.

Y ahora me vais a permitir que os cuente algo muy curioso y al mismo tiempo precioso. No penseis que soy "Antoñita la Fantástica," No, lo vimos toda la familia . Dos días despues de la pasada Navidad , venían mis hijos y nietos a comer, y me llamaron para que viera la estrella de Belén, y es que había una nube que tenía exactamente la forma de la estrella. Todos corrimos a buscar la cámara fotográfica para hacerle fotos. Parecía más bien que era restos de la estela de algún avión. Poco a poco se fue deshaciendo.
¡¡¡ Pero fue "un momento mágico"!!!

Que los Reyes os traigan muchas cosas, y algunas no materiales como  Amistad, Amor y muchos besos y abrazos.
Y el regalo de las  " 4 Eses ":  Salud, Sentidiño, Sentolas y Sigalas

11 comentarios:

Celia dijo...

Tengo casi los mismos recuerdos que tú sobre la noche de Reyes, me hiciste recordar mi infancia, gracias Remedios.
Muy bonito lo de la estrella...Increible.
besos

Ruth dijo...

Es una descripción magnifica del día de Reyes, de alguna manera nos sentimos identificados con todo lo que cuentas.
¿Es posible una nube así? ¿Y en días tan señalados? algo que te hace pensar

Anónimo dijo...

Precioso este post, Remedios, y la nube es clavada la estrella de los Reyes Magos, un hermoso fenómeno de la Naturaleza. Tómalo como una buena señal.

Carlos dijo...

¡Impresionante la estrella! debiste ponerle de título algo asi como "Estrella de Belén en Cerdedo", seguro que te caerían por ahí perodistas y reporteros...creo conocerte y sé que no te apetecería mucho.
Un abrazo

Rosa dijo...

Gracias Remedios por contarnos ese momento mágico que tuviste la suerte de vivir, tanto yo como creo que buena parte de los blogueros, estariamos felices de estar viéndolo, pero así nos hacemos una idea ¿No pediste un deseo? era el momento oportuno.
con cariño

Remedios dijo...

Los recuerdos sobre las noches de reyes son muy entrañables y creo que siempre es muy gratificante volver a revivirlos.
Celia muchas gracias por tus comentarios.
un fuerte abrazo

Remedios dijo...

Hola Ruth, me alegra que te sintieras identificada con la descripción, es normal porque es facil que todos tuviéramos esos sentimientos de ilusión, de miedo de no ver cumplidas nuestras peticiones, el nerviosismo y al final la alegría...
Lo de la estrella, aunque era simplemente una nube, era impactante.
Muchos besos

Remedios dijo...

Tienes mucha razón, Anónimo. Te haré caso y lo tomaré como una buena señal. Y me sentiré muy bien cada vez que piense en la estrella.
un abrazo

Remedios dijo...

¡Ja,Ja! Carlos, ¡que cosas tienes! si pongo ese título no me libro de los periodistas, es cierto que no me gustaría, ¡me conoces bien!
un abrazo

Remedios Toimil dijo...

No me acordé para nada de pedir un deseo, Rosa. Mira que soy despistada, estaba apurada para coger la cámara y hacerle unas fotos. Enseguida se desvaneció. Quizás ya llevaba tiempo,antes de verla, no sé.
El deseo lo pediré ahora, ya te contaré.
besiños

Remedios dijo...

No me acordé para nada de pedir un deseo, Rosa.
Seré despistada, andaba apurada para coger la cámara y hacerle unas fotos.
El deseo lo pido ahora y ya te contaré.
besiños

Publicar un comentario