sábado, 29 de enero de 2011

TARTA MOKA


Con esta rica tarta de crema de café o moka quedareis muy bien con vuestra familia o invitados. Esta tarta , muy fácil de hacer, se utiliza mucho en los cumpleaños y otras celebraciones especiales, pero no quiere decir que sea exclusiva de esos eventos, un día cualquiera que se os ocurra, no dejeis de hacerla, os lo agradecerán, bueno o querrán fulminaros....eso depende si hay dietas por el medio.

 
INGREDIENTES:


Bizcocho      1  ó 1 paquete de bases de bizcocho.

Para la crema: 
Mantequilla 1 tarrina de 250 gr. ( siempre utilizo margarina de maíz Artúa, porque es más ligera y saludable)
Azúcar glass  200 gr.
3 yemas de huevo.
2 claras.
Café soluble   1 cucharadas.
Vainilla   media cucharadita.
Coñac  1 copa.

Para el almibar:
Azúcar  3 cucharadas.
Agua   una taza pequeña.

PREPARACIÓN:


Se necesita un bizcocho, queda muy bien haciéndolo casero, yo os aconsejaría el clásico, el que no lleva más que huevos, harina y azúcar basicamente. ( en mi blog cocinaiarte 2010, 3 de diciembre). o  si teneis prisa con un paquete de bases de bizcocho que como se va a enriquecer con la crema y el almíbar, habrá gente que ni note la diferencia, pero si están muy acostumbrados a los postres caseros, se dan cuenta enseguida.

Si es hecho en casa, es lo primero que hay que hacer, esperar que enfríe y con un cuchillo largo y con cuidado cortar tres discos y reservar. Las bases ya vienen tres cortadas.

Para hacer la crema se pone la mantequilla en un bol  o en el vaso de una batidora, se le añaden las tres yemas y se bate un poco y a continuación se la va añadiendo el azúcar glass poco a poco sin dejar de batir hasta lograr una mezcla espumosa, en este punto se le añade la vainilla, el coñac y dos cucharadas de café soluble, removiendo hasta que se una todo bien, y por último se bate dos claras a punto de nieve y se incorporan a la mezcla con cuidado de que no se bajen. Se deja un momento en la nevera para que se ponga un poco más densa.

Mientras se hace el almíbar, en un cazo se pone el agua y el azúcar removiendo hasta que llegue a la ebullición, se baja entonces un poco el fuego y se sigue revolviendo, como es un almíbar ligero lo que necesitamos, llegan unos pocos minutos.

Se coloca un disco de bizcocho en una fuente y se  moja por arriba con un poco de álmíbar y a continuación una capa de crema, colocamos el segundo disco y se hace lo mismo, y de la misma manera el tercero. En esté último raseamos con el dorso de la cuchara para que quede más lisa la superficie, espolvoreamos por encima  con azúcar glass. Se puede adornar a gusto, con frutas como cerezas confitadas, o con virutas de chocolate, o con almedras laminadas etc. A mi particularmente me gusta adornarla con un poco de crema moka metida en una manga pastelera, haciéndole unos dibujos, pero en esta no pude hacerlo así, porque la crema me salió justa y no me llegó para los adornos.  

4 comentarios:

Belinda dijo...

Hola Remedios!!!Hace días q no pongo ningún comentario pero eso no quiere decir q no está pendiente del blog....simplemente q llevo unos días en los q m faltan horas pa hacer todo lo q tengo pendiente....y ade+ digamos q ando un poco decaída d ánimo......pero bueno,se me pasará:al mal tiempo buena cara!!!
Esta tarta tiene un aspecto delicioso.
Besos

Remedios dijo...

Espero que no sea nada importante, Beli, deseo que pase pronto ese bajón y vuelvas a ser la Beli que todos conocemos, fuerte,valiente y rompedora.
Un biquiño.

Anónimo dijo...

¡Que bien le ha salido esa tarta, Remedios!. Tiene un aspecto estupendo, y hasta aquí, a través de los efluvios del espacio internaútico nos llegan sus aromas de buen café y viejo brandy.

Remedios dijo...

Lo bueno es que al menos lleguen los efluvios por estos espacios tan sorprendentes en que ahora nos movemos, como siempre digo, algún día hasta se podrán mandar las tartas completas para poder saborearlas.¡¡¡sería estupendo!!
graciñas

Publicar un comentario