viernes, 21 de enero de 2011

NO AL DESPUÉS



 
Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después...
Después de terminar la carrera.
Después de tener trabajo.
Después de casarnos.
Después de tener un hijo.
Quizás después de tener otro.

Mientras nuestros hijos son pequeños pensamos que seremos más felices cuando crezcan y dejen  de ser niños.
Después nos desesperamos porque son adolescentes difíciles de tratar.
Pensamos: Cuando superen esa etapa seremos más felices.
Luego decidimos que seremos más felices cuando nos vaya mejor
Cuando nos vayamos de vacaciones, 
Cuando compremos una vivienda.
Cuando consigamos un   ascenso.
Cuando nos retiremos...


La verdad es que
NO HAY MEJOR MOMENTO PARA SER FELICES QUE AHORA MISMO.
La vida siempre estará llena de luegos, de retos, de después.
ATESORA CADA MOMENTO QUE VIVES. 

Asi que deja de esperar: que termines los estudios, que te enamores, que te cases, que tengas hijos, que se vayan de casa. que te divorcies...

No esperes a perder esos kilos, al viernes por la noche o al domingo por la mañana, a la primavera, al verano, al otoño o al invierno...¡¡¡No esperes!!! este es el mejor momento para sentirte feliz.

Y recuerda :
  LA FELICIDAD ES UN TRAYECTO, NO UN DESTINO. 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

hola medo soy Noelia y tienes razón.Besitos Noelia y la abuela.

Remedios dijo...

Hola Noelia: me alegra mucho que me escribas en el blog. Dale un abrazo a la abuela y otro grande para ti.

Isa dijo...

¡Que razón tienes Remedios! siempre esperamos un despues y no aprovechamos los momentos buenos que tenemos en la vida y cuando nos damos cuenta nos vamos haciendo mayores y todavía seguimos igual. Gracias por procurar que nos enteremos.
Un abrazo

Remedios dijo...

Hay que vivir con intensidad los buenos momentos que nos regala la vida y no esperar siempre algo mejor. Es fácil de decir pero difícil de poner en práctica. ¿No te parece Isa?
Gracias y un abrazo

Anónimo dijo...

Vivir y disfrutar el momento, cada detalle, cada día. Es lo más importante. Lo que no disfrutes cuando surge, puede que nunca lo disfrutes. Las experiencias que he vivido no me dejan ninguna duda.

Remedios dijo...

Cuantas veces no le damos importancia a esos pequeños momentos felices, esperando los grandes.
Valorar lo pequeño y sencillo,puede darnos muchas satisfaciones.
gracias, José, por sus opiniones

Anónimo dijo...

La vida nos muestra dia a dia con muchisimos ejemplos a nuestro alrededor, realidades ajenas en que te pone la zancadilla y se termina todo,sin vuelta atras,por lo tanto disfrutemos del momento,de todos los momentos, a todos les puedes quitar jugo,exprímelos y vívelos en ese instante,mañana lo mismo ya es tarde.Os propongo el procurar hacerlo así, como si fuera una moda a la que nos apuntamos,Vamos a marcar tendencias. Besiños y gracias Remedios..Ángeles

Remedios dijo...

Que razón tienes Angeles, Mañana puede ser tarde,esta frase debíamos grabarla en la memoria,y lo de marcar tendencia , me gusta, vamos a procurar contagiar a la gente.
Graciñas, cuando vienes tú revisas todas las entradas. Un abrazo

Publicar un comentario