domingo, 23 de enero de 2011

COCINA GALLEGA


                                                       LACÓN CON GRELOS

Estos días me pedían algunas recetas típicas gallegas y hoy aprovechando que hice para casa uno de estos platos típicos:  lacón con grelos,   voy a colgaros la receta.

Antes de nada, para los que no sois de esta región os diré que el principal atractivo de  de la cocina gallega es su variedad, de forma que es díficil definir cual es el plato típico de la región, son muchos y un mismo producto tiene diferentes formas de preparación y en cada lugar tienen distinto sabor. Pero todas estas distintas recetas tienen en común que son hechas con una forma de cocinar familiar, artesanal, sin prisas, abundante, variada y sencilla, sin enmascarar el sabor de los productos de calidad que se utilizan. 

El lacón con grelos es un plato basicamente de la temporada invernal y se diferencia del cocido gallego en que el cocido lleva más variedad de carnes y verduras.

INGREDIENTES:

Lacón,  1 pequeño de 2 ó 3 kg.
Patatas   de 6 a 8 de tamaño grande.
Grelos    4  manojos.
Chorizos   se calcula 1 por persona.

PREPARACIÓN:

El lacón que es la pata delantera del cerdo tiene que estar un día entero  a remojo si  se cocina cortado en rodajas, y 2 días si se quiere hacer entero , yo os recomiendo en rodajas pues se desala mejor y tambien cuece más pronto, lo que puede hacerse es hacer el corte de las rodajas sin terminar ( que permanezcan unidas por un poco) así se tiene la ventaja de ir cortado y la mejor presentación al colocarlo unido en la fuente.

Primero se escalda en agua hirviendo, se mete y al momento se retira y se pone en una olla amplia con bastante agua fría. Se pone a fuego fuerte hasta que esté cocido, el tiempo se calcula poco más o menos una hora por kilo de peso. De todas formas es conveniente,( al pasar hora y media hirviendo) pinchar con una aguja, hasta notar que penetra sin dificultad, pues es importante que no quede demasiado cocido.

En ese punto sacamos el lacón y se reserva. En la misma agua se ponen las patatas peladas y enteras, se dejan cocer un poco y se añaden los grelos, que son las hojas tiernas de los nabos ( hoy en día ya se venden en conserva) y los chorizos, cuando estén cocidas ambas cosas, volvemos a poner el lacón. Se sirve bien caliente en una fuente el lacón y los chorizos y en otra las patatas y los grelos.

Y para que la  cosa salga redonda se suele acompañar de un vino tinto espeso ( aquí tenemos el "barrantes") y ¡como no! una buena compañía.   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Manjar de Dioses!, Remedios. No hay cosa igual en la gastronomía mundial....Y además se hace solo. Olla, agua, fuego, y esperar a que esté en su punto. Y luego a disfrutarlo en buena compañía.

Remedios dijo...

Es una de esas comidas en que una está segura de que saldrá bien, porque como Ud. bien dice no tiene complicación, dejar hacer y listo.Así da gusto.

Publicar un comentario