jueves, 14 de junio de 2012

EL REFLEJO DE LA VIDA



Había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo a la entrada del pueblo.
Un día un joven se le acercó y preguntó :
 Yo nunca he venido por estos lugares  ¿Como son los habitantes de esta ciudad?


El anciano le contestó con otra pregunta:
 ¿Como eran los habitantes de la ciudad de la que vienes?
Egoistas y malvados por eso me he sentido contento de haber salido de allá.
Así son los habitantes de esta ciudad, respondió el anciano.


Poco despues otro joven se acercó al anciano y le hizo la misma pregunta:
 Voy llegando  a este lugar ¿Como son los habitantes de esta ciudad?

El anciano de nuevo hizo la misma pregunta :
 ¿Como eran los habitantes de la ciudad de donde vienes?
Eran buenos y generosos, hospitalarios, honestos y trabajadores. Tenia tantos amigos que me ha costado mucho separarme de ellos.
Tambien los habitantes  de esta ciudad son así, dijo el anciano.

Un hombre que había llevado sus animales a tomar agua del pozo y que había escuchado la  conversación, en cuanto el joven se alejó, dijo al anciano:
 ¿Como puedes dar dos respuestas completamente distintas a la misma pregunta hecha por dos personas?

Mira, cada uno lleva el Universo en si mismo.
Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado tampoco lo encontrará aquí.
En cambio el que tenía amigos en su ciudad, encontrará aquí amigos leales y fieles.

Porque las personas son lo que encuentran en si mismas
Encuentra siempre lo que quieres encontrar.

Todo lo bueno y bello de la vida que nececesites, lo llevas dentro de ti.
Simplemente  déjalo salir
 y compártelo con los demás.      

7 comentarios:

Notti dijo...

Hola Remedios. Me encantan estos relatos. A mis hijos, precisamente, siempre les digo que sean educados y amables con las personas, desconocidos incluidos, el trato que reciban a cambio, normalmente, será el mismo.
Preciosos los trabajos del taller de manualidades, has hecho una pequeña exposición de lo que se va haciendo. Felicidades a todas: sois unas artistas estupendas.
Tus consejos de ahorros, utilísimos, como siempre, y sobre todo ahora!
Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

La mayoria de las veces sucede de esta manera.....recibes en la medida que das....hay veces que no sucede asi...pero por suerte son las menos.....Un buen relato con una gran enseñanza...gracias...Biko..Ángeles.

Celia dijo...

Me gustan mucho esos preciosas leyendas que nos cuentas. ¡Que sabia es la sabiduría popular! y cuanto nos hacen replantear nuestro proceder.
Un abrazo fuerte

Remedios dijo...

Eso es llevarlos por el buen camino, Notti, y esas enseñanzas las conservarán toda su vida. Es claro que si te diriges a una persona con una sonrisa te acogerá mucho mejor que si lo haces de malos modos.
Seguiré enseñándoos Manualidades de nuestro taller, porque hay cantidad ...y calidad.
Con la "prima de riesgo" bajando a velocidad es lógico que nos vayamos preparando.
un abraciño

Remedios dijo...

Siempre hay excepciones, como bien dices Angeles, y a veces vas con tu mejor talante y te reciben con malos modos,claro que a veces es sólo cuestión de educación...mejor dicho de mala educación, menos mal que son minoría.
Un abrazo fuerte

Remedios dijo...

Tienes razón Celia, la sabiduría popular de estos relatos, nos hace pensar seriamente en como somos y como nos comportamos ¿Estamos satisfechos con nuestra manera de ser? si no lo estamos...es hora de replantear nuestra actitudes y nuesta manera de comportarnos, hasta conseguir mejorar.
Besos

Remedios dijo...

En que estaría pensando, Notti, quise decir "la prima de riesgo subiendo" ¡Ja,ja! ¡que bueno sería que bajase!
Un abrazo

Publicar un comentario