lunes, 9 de mayo de 2011

CIERRE HERMÉTICO



Hoy no voy a colgar una tandada de trucos  o remedios como os tengo acostumbrados por el contrario os daré a conocer un sólo truco que me mandó una buena amiga  y seguidora fiel de mi blog. Me pareció muy curioso , utíl y sobre todo fácil.

Cuando se abre en casa alguno de los productos que suelen venir en bolsas  tenemos que buscar una pinza o unas gomas elásticas para reservar el producto que nos sobre, es el caso del azúcar, la sal, cereales y un sinfín de otros alimentos y muchas veces no queda bien cerrado.

Con el cuello de una botella de plástico ( puede ser de aguas minerales) se consigue un cierre completamente hermético.
Se corta el cuello de la botella, se introduce la boca de  la bolsa de plástico  por el cuello de la botella y se pliega hacia abajo de forma que quede como una faldita, finalmente se enrosca el tapón  y ya podemos quedar tranquilos la bolsa queda sellada porque el cierre de las botellas es hermético debido a la rosca del tapón, nuestros alimentos quedan a salvo de la humedad, de contaminantes o de las molestas hormigas.

Una buena idea para compartir
.
 Buena para nosotros y también para el medio ambiente.     

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy ingenioso, fácil y práctico. Y el cierre es perfecto.

Remedios dijo...

Las cosas más simples son muchas veces las mejores. Gracias José.Un saludo

Anónimo dijo...

me gusto la idea ,muyy bueno!!! un saludo

Publicar un comentario