martes, 1 de octubre de 2013

LOS REMEDIOS DE REMEDIOS, EN LA COCINA



Nuestras cocinas son los lugares de la casa en la que se necesitan más los remedios caseros, los trucos y toda clase de ideas que nos faciliten las tareas propias de preparar la comida. Por eso hoy, una tandada de trucos nuevos, se unirán a los muchos que sobre el tema hay en mi blog. Espero que os sirvan para algo.

1º.- Ensalada más fresca, si las lechugas que guardas en el frigorífico se han puesto un poco mustias, separa las hojas una a una, e introdúcelas en un bol con agua fría, incluso puedes añadirle unos cubitos de hielo, incorpora también el zumo de medio limón. Deja en remojo un buen rato y verás como recupera su tersura.


 2º.- Lo último para no llorar al cortar las cebollas, estarás pensando ¿trocear cebollas y mantener tu maquillaje impecable ?  imposible. Pues existe un método para cortar cebollas sin llorar, basta con meterlas dentro de una bolsa plástica e introducirlas en el congelador durante unos 10 minutos. Las cebollas heladas se trocean con más facilidad y adamás....¡No emiten gases lacrímógenos ! También se puede hacer con cascos...pero no es muy cómodo.


3º.- Guisantes más verdes, entre los muchos trucos que hay para conservar el color verde de los guisantes al cocerlos este es el que me gusta más porque es el que me da mejores resultados, y es tan fácil como  añadir un terrón de azúcar al agua de cocción. Quedarán con su bonito color verde y además quedan más sabrosos.

4º.- Pan rallado seco, para que el pan rallado se conserve bien seco en el racipiente donde lo guardas  y no se apelmace por la humedad, introduce en el una o dos hojas de laurel y mantén el tarro bien cerrado. Notarás que siempre está en perfectas condiciones.

5º.- Sin salpicaduras, cuando usas la batidora, muchas veces no eres capaz de evitar las salpicaduras por toda la encimera. Una forma de hacerlo es utilizar un trozo de papel de aluminio, abrirlo por un lado sólo hasta el centro, cubrir con él la boca del vaso de la batidora e introducir por alli el brazo de la batidora, verás como no hay más salpicaduras.

Nota: La fotografía de una cocina tradicional de la portada es un trabajo en punto de cruz, de una ex-alumna mía. ¡Buen trabajo! Gracias por facilitármela.   

8 comentarios:

Isa dijo...

Ya debías decidirte a hacer un libro con todos los remedios que reunes en tu blog. Saldría un libro bien "gordo" y superinteresante.
Besos

Olga dijo...

Estupendos los remedios, a ver si es de verdad el de la cebolla, yo sabía algunos pero sigo llorando siempre con ellas, creo que lo mejor va a se los cascos ¡que gracia!

Ruth dijo...

Como es habitual, unos trucos muy interesantes, los tengo impresos y en una carpeta, asi están a mano en caso de necesidad, y puedes creerme que voy a la carpeta bastantes veces y siempre me acuerdo de tí.

Anónimo dijo...

Yo me apunto a cortar la cebolla con cascos y foto incluida jaja....Gracias por tus remedios Remedios...Besiños.Ángeles.

Remedios dijo...

Lo del libro gordo me hizo mucha gracia Isa, tu eres muy joven pero los que somos mayores nos acordamos de un famoso libro que se llamaba "el libro gordo de petete" y era una especie de enciclopedia que trataba de cosas diversas.Eres genia.
Un abraciño

Remedios dijo...

Claro que como los cascos no encontraremos remedio mejor...aunque un "poco" incómodos si que serán, mejor los remedios tradicionales ¿no crees, Olga?
Un abrazo

Remedios Toimil dijo...

Me gusta mucho Ruth, que los tengas recopilados y a mano para cualquier ocasión. Ya me lo tienen dicho más gente y la verdad es que es la mejor manera de encontrar pronto lo que necesitas. Te felicito.

Remedios dijo...

Hola Angeles, eres un cielo, cuando un día te pones en plan, escribes y escribes sin parar, sabes lo mucho que te lo agradezco, perdón por el retraso.
Un abraciño

Publicar un comentario