domingo, 20 de octubre de 2013

TARTA DE QUESO AL HORNO



Generalmente hago las tartas de queso que no necesitan horno sino frigorífico, aunque de vez en cuando una tarta de queso horneada para cambiar la rutina es acogida muy bien.

La de hoy es una tarta de queso de origen británico y se diferencia de los demás postres de queso en llevar una base de galletas y mantequilla, asi como por la cremosidad de su relleno.Se duele acompañar de fresas o frutas del bosque. Es un postre exquisito y ligero.

Yo no le añadido frutas del bosque porque no las tenía en casa pero estaba tan jugosa y suave, que nos las echamos en falta. Con esta tarta el éxito está garantizado.

INGREDIENTES:
Para la base

Galletas tipo María  150 gr.
Mantequilla reblandecida   100 gr.

Para la tarta:

Pettit suisse o requesón   750 gr.
Azúcar de vainilla     1 sobre  ( o una cucharadita de esencia de vainilla).
Azúcar   200 gr.
Nata líquida    1 cucharada.
Limón 1.
Naranja 1.
Huevos  4.



PREPARACIÓN :
Para la base.

Triturar las galletas con la mantequilla con la batidora o aplastar las galletas con el rodillo e incorporar la mantequilla.

Cubrir con esta mezcla el fondo y las paredes de un molde, preferiblemente desmontable, presionando bien para que quede una capa uniforme.

Meter el molde en la nevera.

Para la tarta:

Lavar el limón y la naranja y rallar las pieles.Verter los pettit suisse o el requesón fresco en bol y batirlo ligeramente con un batidor de mano.Añadir el azúcar y mezclar bien.

Incorporar los huevos uno a uno, sin mezclar demasiado.Añadir una cucharada de nata líquida.
Verter el azúcar de vainilla o su esencia, así como las ralladuras de la piel de limón y de naranja.
Mezclar cuidadosamente.La crema debe quedar lisa y relativamente espesa. Sacar el molde de la nevera y verter la crema con cuidado en él.

Precalentar el horno a 180º y cocer el pastel de 30 a 40 minutos. Esta tarta de queso no debe quedar muy seca  ni esperar que se resquebraje, debe conservar su aspecto cremoso. Prolongar más o menos la cocción según se prefiera que quede más blando o un poco más compacto.
Dejar enfriar y si el molde es dsmontable retirar los bordes y meterlo en la nevera. En el momento de servir se puede decorar con fresas o frutas del bosque cortadas a la mitad.

2 comentarios:

Cecilia dijo...

¡Que bonita y apetitosa te ha quedado esta tarta, Remedios!!! No quiero ni pensar en lo riquissssssima que tiene que estar. Eres una repostera sensacional.
Un abrazo

Remedios dijo...

Esta tarta la verdad es que ha gustado mucho, gracias Cecilia por los elogios, de sensacional,nada de nada, lo que pasa es que me encanta hacer postres aunque algunas veces no estoy tan acertada.
Bicos

Publicar un comentario