miércoles, 9 de marzo de 2011

LA RANA QUE SE CAYÓ EN UN POZO


Un grupo de ranas viajaba por el bosque, cuando dos de ellas se cayeron en un profundo pozo. Las otras ranas se agolparon en el borde y al ver lo profundo que eran les decían a gritos que no se esforzaran porque era demasiado profundo y nunca conseguirían salir, que, a efectos prácticos, se debían dar por muertas.
Las dos ranas seguían esforzando por salir y sus compañeras les decían que no se esforzaran, que era inútil, nunca podría salir de allí. Una de las ranas atendió lo que le decían, se dió por vencida y  murió.

La otra seguía saltando con todas sus fuerzas y la multitud le gritaba que no siguiera, que no iba a conseguir nada. Ella seguía saltando, saltando cada vez con más fuerza hasta que consiguió salir. ¿ No escuchabas lo que te decíamos?  le díjeron las otras.

 La rana les explicó que no oía nada porque era sorda y que creía que la estaban animando a esforzarse en saltar cada vez más alto y así lo consigió.

Es importante que recordemos siempre el valor de nuestras palabras. Puede ser un poder de vida o muerte.  Una palabra de aliento a una persona que está pasando malos momentos puede hacer que se esfuerce en vencer las dificultades y salir a flote. 
Y cuantas  veces no reparamos en el inmenso poder de una palabra negativa que puede hacer que esa persona, quizás ese amigo o familiar se hunda más en su desesperación.

11 comentarios:

Sonia dijo...

Como siempre, ¡ estupenda !
Me encanta esta fábula.
Un beso

Isa dijo...

¡Que bonita la fábula! vaya que nos hace pensar la ranita sorda...jaaaajaaa!!!!!!! lo tuyo Remedios es enseñarnos muchas y variadas cosas, a cada cual más espectacular.
un beso

Anónimo dijo...

Cuanta razón!Como nos fortalezen las palabras de aliento y el daño que pueden causar unas palabras negativas puede ser inmenso,deberíamos pensar lo que decimos.Un abrazo Remedios.

MILY dijo...

Me encanta la fabula, y cuanta razón tiene. Ahora ha hacer caso a la rana y hacer oídos sordos a todo lo negativo que pase por nuestra vida, sólo quedarnos con lo bueno, que eso nos da energía positiva practicamente para salir de cualquier pozo. Gracias Remedios.

Remedios dijo...

Hola Sonia: en pocas palabras cuantas enseñanzas nos trae la ranita sorda.
Me alegra que te guste.
Un abrazo

Remedios dijo...

Gracias por tus comentarios Isa,procuro que el blog resulte ameno, y al mismo tiempo, si sacais alguna enseñanza, nunca viene .
Besos

Remedios dijo...

Lo de pensar bien lo que vamos a decir es la enseñanza más importante que nos trae la fabula de la rana. Con un comentario nuestro podemos herir o curar a una persona. Angeles te agradezco el comentario, Aunque no firmes sé que eres tú.
Besos

Remedios dijo...

Mily, despues de hablar un rato contigo por teléfono , tengo que agradecerte tus buenos consejos.Voy a seguirlos al pie de la letra.
Bicos

Anónimo dijo...

Sorprendente....se me olvido firmar y......bueno eres increible, como nos conoces!Un fuertiiiiisiiiiimo abrazo.Ángeles.

Remedios dijo...

Angeles:por un pequeñísimo detalle ¡Ja,ja! ya te lo contaré.
un abrazo

Luis, el cura. dijo...

Mi felicitación y enhorabuena por tu cocinaiarte.Luis el cura

Publicar un comentario