lunes, 14 de febrero de 2011

MEJILLONES RELLENOS


Este fin de semana, aprovechando que conseguí unos mejillones preciosos, de buen color y tamaño, me decidí a hacer una receta que me habían dado hace algún tiempo y quedó un poco arrinconada porque siempre que hacía mejillones rellenos eran los clasicos "mejillones tigre" . Quedaron muy, muy sabrosos tanto o más que los tigres.

INGREDIENTES:

Mejillones    1 kg.
Cebolla    1.
Ajos   2 dientes.
Vino blanco 2 vasos
Guindillas  3.
Jamón serrano   3 lonchas finas.
Pimientos del piquillo   2.
Huevos  1
Tomates   2 cucharadas de tomate frito.
Harina    3 cucharadas.
Leche  la que admita.
Pimiento dulce  una cucharita pequeña.
  
Harina, pan rallado y 2 huevos para rebozar.

PREPARACIÓN:

Este plato hay que prepararlo de vispera porque al relleno le conviene quedar en la nevera  hasta el día siguiente.

Para empezar se ponen uno de huevos a cocer en agua con sal y se sigue haciendo los picadillos de la cebolla, los dientes de ajo y el jamón todo cortadito muy fino.
A continuación se lavan los mejillones con un cepillo fuerte y con el grifo abierto hasta que queden las conchas limpias. Los ponemos en un recipìente con el vino blanco, al fuego, en unos minutos estarán abiertos y se retiran del fuego.

En otro recipiente se pone el aceite, cuando esté caliente , se pone la cebolla y se sofríe, añadimos las guindillas, que se dejan sólo tres minutos o 4 minutos y se retiran,  despues echamos los ajos, el jamón y los pimientos del piquillo  y se deja todos todo a fuego lento , removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Mientras se sacan los mejillones de sus conchas , se le cortan las barbas y se cortan tambien muy picaditos y se añaden a la cazuela. Un poco más tarde incorporamos el tomate y un poco de sal.

Por último se le echa la harina y la leche caliente que se va vertiendo poco a poco removiendo hasta que la masa tenga la consistencia necesaria. Antes de retirarla del fuego ponemos un huevo cocido picado, una cucharita pequeña de pimiento dulce,  se puede añadir una media cucharita de pimiento picante si nos gusta un poco picante.

Se pone todo en un recipiente tapado con papel film y se introduce en la nevera. Al día siguiente rellenamos los mejillones, los pasamos primero por harina , despues por huevo y a continuación por pan rallado, y se frien en aceite de oliva no demasiado caliente hasta que esten dorados, primero se ponen por el lado de la concha  y luego se le da la vuelta y se hacen por el otro lado.

Son un poco latosos pero como se hacen en dos días no se nota tanto, además os aseguro que merece la pena. A mi me salió masa de más y como me daba pena tirarla, le añadí dos huevos batidos y me salío una tortilla riquísima 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Remedios, seguro que esos mejillones rellenos estaban requísimos. Pero no hay nada igual como unos simples mejillones al vapor....., sin más.

Remedios Toimil dijo...

¡¡¡Si,señor!!! Yo también lo creo, pero a las mujeres, muchas veces, nos encanta complicar las cosas, y despues nos quejamos que no tenemos tiempo para nada...y todos esos tópicos.Aunque le aseguro que,los mejillones que hice, a pesar de ir disfrazados con tantos sabores...¡¡¡sabian a mejillón!Palabra.

Anónimo dijo...

Estan bueniiiisiiiimos los mejillones tigre,para la dieta:mejor al vapor claro, es que los mejillones estan bien de todas maneras,sabrosísimos y muy nutricionales.Bicos.Ángeles

Remedios dijo...

De cualquier forma los mejillones siempre resultan un éxito en cualquier comida, y admiten gran cantidad de formas de preparación distintas y todas estupendas.
abrazos

Anónimo dijo...

hola medo soy noelita y esos mejillones tienen muy buena pinta

Remedios dijo...

Hola Noelita:tienes que decirle a mamá o a la abuela que te los hagan un día, porque están muy ricos.
Besos

Publicar un comentario