sábado, 8 de junio de 2013

LA COPA DE LA VIDA



La vida es una copa llena de felicidad,
pero nunca se te da llena.
Recibes un sorbito de vez en cuando,
un sorbito con el que tienes que ir llenando tu copa.
Gota a gota, todos los días...para sobrevivir

           No pases tu vida llorando y gimiendo por tus desgracias,
           pronosticando tragedias imaginarias,
          o asustado por males que probablemente nunca lleguen.

La felicidad no es estar añorando lo que nos falta,
sino acoplarnos a todo:
Lo que tenemos y lo que no tenemos.
La felicidad no se encuentra en bienes y placeres,
si se actúa bien, ella sola se va presentando.

                           No olvides que la mejor manera de ser feliz
                          es ocuparse de que los que te rodean lo sean.

                    No vendas tu felicidad...

                      ¡¡¡REGÁLALA!!!

Conseguirás llenar tu copa 



8 comentarios:

Carolina dijo...

Preciosas reflexiones, como siempre superándote,indicando unas normas de conducta correctas, ahora a nosotros nos toca ponerlas en práctica.
Un abrazo

Ruth dijo...

¡Que reflexiones tan interesantes! de acuerdo con Carolina, tu nos das las ideas, procuremos seguirlas.

Isa dijo...

Me gustan tus reflexiones, ya lo sabes, y de las de hoy me encanta lo de "Regala tu felicidad" ciertamente es la mejor manera de hacer felices a nuestros seres queridos.
Gracias por hacer que pensemos en cosas tan preciosas

Anónimo dijo...

Tus reflexiones siempre me hacen pensar.Me gustan mucho como las presentas.Gracias. Besos..Delia

Remedios dijo...

Hola Carolina, a todos nos toca poner en práctica esas normas de conducta, y a veces buen trabajo que nos cuesta, pero siempre merece la pena.
Un abrazo

Remedios dijo...

Me llena de satisfacción Ruth, el que encuentres las reflexiones interesantes, y que os sirvan a veces para replantear la vida de otro modo, siempre mejorando, que es lo principal.
Besos

Remedios dijo...

Claro que sí, Isa, si vas por el mundo regalando tu felicidad contagias a los demás y esa felicidad que propagas regresa a tí, y te hace sentirte bien.
Estoy segura que con tu carácter, no tienes problema con ese tema.
Muchos besos

Remedios dijo...

Hola Delia, me encanta saber de tí, saber que estás bien, ver tus correos siempre interesantes...ves que fácil es ir regalando felicidad.
Un abrazo fuerte

Publicar un comentario