jueves, 4 de agosto de 2011

SOUFLÉ ALASKA


Tan blanca como la nieve, esta tarta que nos recuerda las tierras heladas del Norte de América, tiene el aspecto de un verdadero iceberg, y en realidad  esconde en su interior un rico helado, que la convierte en el postre estrella del verano.  No dejeis de hacerla, os gustará.
INGREDIENTES:
Para el bizcocho:

Harina    125 gr.
Azúcar   125 gr
Huevos    5
Rayaduras de limón.
Levadura Royal   1 sobre.

Helado al gusto      1 barra de un litro.

Para el merengue: 

Azúcar  400 gr.
Agua   1 vaso.
Claras de huevo  4.

PREPARACIÓN:
El bizcocho.

Preparas un molde rectangular untándolo con mantequilla y espolvoreado de harina.
En un bol mezclamos las yemas, el azúcar y las rayaduras de limón.
Batimos las claras a punto de nieve y con cuidado las incorporamos a la mezcla anterior, con una espátula y con movimientos envolventes para que no se bajen.
Con un colador vamos añadiendo  la harina, mezclada con la levadura, al mismo tiempo que seguimos removiendo la masa con la espátula. Cuando ya conseguimos una masa homógenea, la vertemos en el molde, y lo introducimos en el horno, a temperatura media durante unos 20 ó 30 minutos. Probar con un pincho antes de sacar. Dejar enfriar en una rejilla y desmoldar.



La cobertura:

Esté soufle lleva una cobertura de merengue, pero en este caso vamos a hacer el merengue italiano.  Como sabeis hay tres tipos base de merengue: el suizo, el francés y el italiano, este último es el que aguanta más tiempo y tiene una textura brillante, y hasta se conserva en la nevera varios días sin que se baje o se deshaga.

Poner un cazo a hervir con el agua y 300 gr, del total el azúcar, dejarlo hervir hasta que que tenga el punto bola, esto lo sabemos si introducimos una espumadera en el cazo y al sacarla soplamos por los agujeritos, si se forman unas pompas ( coomo las de jabón) estará en su punto. aproximadamente es despues de hervir unos 5 ó 6 minutos.

Batir las claras a punto de nieve y cuando ya casi estén, sde le añaden los cien gramos restantes del azúcar dejándolo caer como un chorrito sin dejar de batir y a continuación le echamos de igual manera el almibar del cazo, seguir batiendo unos tres minutos más.

Para preparar el postre colocar en una bandeja el bizcocho, a continuación la barra de helado y y cubrirlo todo con el merengue.

Antes de servir calentar un cazo con un chorro de ron  y cuando esté caliente, encenderlo y con cuidado flambear el postre rociándolo con una cuchara por toda la superficie . Esto es mejor hacerlo ya en la mesa. Resulta más espectacular. 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Este iceberg no me lo pierdo yo, lo voy a hacer estos días.

Isa dijo...

¡Uy! que ricooooooooo, me lo pido

Remedios dijo...

Me parece estupendo, que os animeis a hacer los postres que os propongo....aunque sea un iceberg
¡Ja,ja!Espero que salga muy frío,muy frío, pero muy sabroso.

Remedios dijo...

Isa,¿por que no te decides un día a hacer un postre?, creo que vas a sorprenderte de ti misma,
y este es fácil, vamos, chiquilla, manos a la obra.
besos

Publicar un comentario