jueves, 24 de abril de 2014

LA PAZ PERFECTA



En cierta ocasión, un rey decidió otorgar un generoso premio al artista que lograra plasmar  en una pintura la imagen de la paz perfecta. Numerosos artistas acudieron al concurso real y de  las cien pinturas que  presentaron el rey despues de mirarlas detenidamente eligió dos, de las cuales solo una sería la triunfadora del concurso.

La primera de las pinturas retrataba un bello y apacible lago sobre el cual se reflejaba claramente la silueta de las montañas cercanas bajo un cielo limpio y de un precioso color celeste. Los jueces que asistían a la elección del  rey creían que seria la ganadora.


La segunda pintura mostraba también  unas  montañas, pero a diferencia de la primera, estas eran escarpadas y sus contornos tortuosos y agudos. El cielo no era diáfano sino que estaba cubierto de oscuras nubes de las cuales caía una intens lluvia en medio de truenos y relámpagos, Cuando el rey miró con detenimiento la pintura descubrió en un pequeño arbusto un nido y en él una avecilla muy tranquila se encontraba cuidando sus crías, sin inquietarse  por la tormenta.


El rey seleccionó esta pintura y entregó el premio al autor. Los jueces sorprendidos interrogaron al rey por los motivos de su elección ya que según la opinión de todos no tenía elementos que pudiera sugerir la paz perfecta.

El rey les hizo la siguiente reflexión :

La paz perfecta no depende de las circunstancias exteriores, sino de nuestro corazón, que aun en circunstancias extremas y difíciles, es capaz de mantenerse sosegado, tranquilo y apacible.
          ¿No es esta la paz perfecta?

6 comentarios:

Laura dijo...

Precioso relato aunque ¡que dificil mantener la calma ante situaciones extremas! creo que hay que mentalizarse mucho para conseguirlo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

PAZ INTERIOR....Algo muy buscado...dificil de alcanzar y de mantener...que lleva a una situación de felicidad que llena plenamente y te hace valorar y disfrutar de todo lo que te rodea....creo que es uno de los logros mas importantes como persona.
Que no nos falte a nadie.....Un gran relato...besiños.Ángeles.

Anónimo dijo...

Hermosa reflexiòn,si creo que es la paz perfecta,aunque pienso que en situaciones extremas debe ser bastante dificil de conseguir...Besos.Delia.

Remedios dijo...

Creo como tú Laura,que esa paz tan ansiada por todos, es difícil de conseguir, aunque no imposible, y mentalizarnos es un buen camino para conseguirla.
Un abrazo

Remedios dijo...

Gracias Angeles por desearnos a todos esa paz interior que nos hace mantenernos tranquilos, lo que es relativamente fácil mientras no surgen situaciones de dolor, preocupación en una palabra "angustiosas" ahí es cuando tenemos que tener esa fuerza de voluntad que nos haga sentirnos fuertes y ayudar a los demás que es una forma de ayudarnos a nosotros mismos.
Besiños

Remedios dijo...

La mejor manera es pensar que si perdemos los nervios, no conseguiremos encontrar soluciones, con calma y tranquilidad nuestro cerebro reaccionará encontrando más facilmente salidas a esas situaciones extremas.
Ya he leido tus e-mail, Delia,eres un cielo. Esta semana te contesto.
un abraciño

Publicar un comentario