lunes, 5 de agosto de 2013

TARTA CREMOSA DE CHOCOLATE Y NATA



Las tartas de chocolate son según los expertos las tartas por excelencia y tienen razón... ¿que sería de los golosos si no existieran las tartas de chocolate?

Hay infinidad de recetas de tartas de chocolate, esta en especial al ir acompañada de queso y nata montada le da una gran cremosidad y se deshace en la boca de una forma suave.

A mi me parece un postre digno de una celebración importante y por eso para adornarla le he puesto una bonita flor roja de mi jardín...lo malo es que no es comestible. 

INGREDIENTES :

Para la base
Mantequilla   125 gr.
Galletas digestive    1 paquete de 200 gr.

Para la crema
Chocolate negro al 70 % de cacao   100 gr.
Yogures de chocolate    2.
Queso Mascarpone   una tarrina de 250 gr.
Nata líquida   500 gr.
Azúcar   200 gr.
Gelatina neutra    10 hojas
Crema Baileys    1 chupito

Para la cobertura:

Chocolate negro 70% de cacao  60 gr..
Azúcar  150 gr.
Agua 12o  gr.
Nata líquida   100 ml.
Gelatina neutra   2 hojas.




PREPARACIÓN :


Forrar un molde desmontable con papel vegetal por la base y laterales.Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida. Cubrir con esa masa la base del molde e introducirla en la nevera para que endurezca.

Montar la nata y reservar. Introducir la gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten.
En un bol se mezclan el queso, los yogures, el azúcar, el chocolate derretido y el Baileys. Mezclar todo hasta conseguir una crema homogénea.

Escurrir la gelatina y disolverlas en un poco de leche caliente y añadirla a la mezcla anterior. Mezclar a continuación la nata montada con movimientos envolventes hasta que esté bien integrada.

Verter la mezcla en el bol e introducir en la nevera al menos 4 horas.

Para el baño de chocolate brillante, ponemos en un cazo a fuego medio la nata,  el azúcar y el agua, remover hasta que se disuelva el azúcar. Añadir entonce el chocolate troceado y una vez bien mezclado subir el fuego hasta que comience a hervir. Retirar del fuego y dejar enfriar un poco y se le añade la gelatina previamente hidratada, dejamos que se enfríe un poco más  y sacamos la tarta de la nevera.
Vertemos el baño en el centro de la tarta de forma que se extienda por toda la tarta y se escurra por los laterales despues se adorna al gusto.


8 comentarios:

Bilyana Plamenova mincheva dijo...

Que pintaza y encima sin huevo. Me la guardo en favoritos si o si. Saludos desde
Http://bilyrecetas.blogspot.com

Carlos dijo...

Espectacular esta tarta, dan ganas de comérsela.
Tiene que estar riquisima a juzgar por el aspecto.
Esta no dejo de hacerla.
Un abrazo

Celia dijo...

Es una tarta preciosa, digna de un evento importante, el toque exótico de la flor es un gran acierto, me gusta ya, sin probarla, confió en que no me iba a defraudar.
Un besazo

Angela dijo...

Fantástica tarta, que bonita te ha quedado, eres una artista en toda la extensión de la palabra.
muac, muac

Remedios dijo...

Encantada Bily de tenerte de nuevo de visita. Tienes razón este postre es sin huevo, no dejes de hacerlo,resulta buenísimo.
Un abrazo

Remedios dijo...

Hola Carlos, hacía tiempo que no tenía noticias tuyas, y me alegra mucho saber que sigues con tu gran aficción a hacer postres. Con este vas a triunfar con tus amigos...¡Seguro!
Un abrazo

Remedios dijo...

Es una pena que la flor no sea comestible, Celia, pero me gusta eso del "toque exótico" ¡Ja,Ja!. Eres un cielo.
Muchos besos

Remedios dijo...

Eres muy amable conmigo Angela, y sabes que te agradezco mucho, que sabiendo lo liada que estás, tengas un tiempo para dedicármelo.
Un abrazo

Publicar un comentario