jueves, 22 de agosto de 2013

LA BATEA DE LA VUELTA


CICLISMO

La batea más famosa del mundo

Una plataforma de cristal y los ciclistas por el mar darán un inicio único a La Vuelta

Los ciclistas inaugurarán la Vuelta Ciclista a España rodando unos metros sobre las aguas de la ría de Arousa.

Sábado, 24 de agosto del 2013, siete de la tarde. Puerto de Vilanova de Arousa. La primera de las escuadras participantes en la 68ª edición de la Vuelta a España escucha la señal de salida de la contrarreloj por equipos con la que se abrirá la gran carrera de tres semanas.

 Nueve ciclistas subidos al icono marinero gallego por antonomasia. La batea. Porque de un criadero flotante de mejillón es desde donde tiene pensado la empresa organizadora de la Vuelta, Unipublic, ofrecer la que el presidente de la Deputación de Pontevedra, Rafael Louzán, espera se convierta en la «máis espectacular saída nos 68 anos da Vuelta», que por segundo año consecutivo volverá a hablar con marcado acento gallego.«Queremos que sea una fiesta. Mostrar Galicia al mundo». 

Y qué mejor manera para conseguir el propósito de los responsables de La Vuelta a España que a través de un icono. Porque en eso es en lo que se convertirá este sábado la salida de la 68ª. edición de la ronda en el momento en el que el primero de los 22 equipos participantes comience a rodar desde la batea más famosa del mundo, cruce la rampa que la une al puerto de Vilanova y enfile camino Sanxenxo.

Salir desde una batea fondeada en el agua, aunque sea a escasos 60 metros de tierra firme, es de por sí un hecho histórico en el largo carrete de imágenes engordado por La Vuelta en su longeva trayectoria. El envoltorio preparado por la empresa Unipúblic y desvelado ayer por su director de producción, Pedro Lezaun, asegurará una estampa inolvidable a la audiencia planetaria de la gran carrera.
Desde comienzos de mes media docena de operarios han trabajado para crear la alfombra mágica de La Vuelta. Acercada la batea desde el medio de la ría, se ha construido una pasarela de soporte de madera y suelo de cristal -su elección frente al metacrilato busca dar mayor realce a la batea, al ser más transparente- de 8 metros de ancho por 60 de largo y con una capa de vinilo antideslizante. Los ocho primeros metros unidos con bisagras al resto, para adaptarse a los hasta 4 metros de oscilación en alto del vivero por los flujos de las mareas. Pero que nadie se alarme. Unipublic ha trabajado codo con codo con la Diputación y Portos de Galicia para que la rampa de salida de La Vuelta esté prácticamente llana durante la contrarreloj por equipos.
A la batea, que estará cubierta de cristal solo en sus ocho metros centrales, llegarán los ciclistas y sus bicis en un barco cada cuatro minutos desde la lonja.
El espectáculo está servido, no nos lo perdamos, será una ocasión única ver salir los ciclistas por esa pasarela transparente sobre el mar.

2 comentarios:

Ruth dijo...

Muy original el comienzo de la vuelta ciclista saliendo de una batea...y que conste que soy de las que no sabía lo que era una batea, hasta ahora¡Jeje! y me encantan los mejillones.
Un abrazo

Ruth dijo...

Con la idea de los organizadores de la vuelta, a mucha gente le ha pasado como a tí Ruth, pocos sabían a que se referían, ya han conseguido que hoy ya todos saben que son criaderos de los ricos mejillones.
Un abrazo

Publicar un comentario