lunes, 3 de noviembre de 2014

EL SALUDO DIARIO



Un hombre que trabajaba en una planta empaquetadora de carne en Noruega, entró un día, ya cumplido el horario de su trabajo, para inspeccionar unza partida de vacuno que acababa de llegar.
Cuando quiso salir, se dió cuenta de que la pesada puerta se había cerrado de improviso dejándolo encerrado dentro.

Aunque gritó pidiendo auxilio para que alguien le viniese ayudar todos sus compañeros se habían ido ya a sus casas. Además el grosor de la puerta era tal, que aunque hubiera alguien en la planta, no le habrían oido. Llevaba ya unas 5 horas atrapado y estaba a punto de congelarse, cuando la puerta, milagrosamente, de abrió y el vigilante de seguridad de la fábrica entró para rescatarlo.




Cuando le preguntaron al guarda como se le había ocurrido buscar allí si no era parte de su rutina, este respondió : " LLevo 35 años trabajando en esta empresa, cientos de trabajadores pasan ante mí todos los días, y él el único que me saluda a la entrada y a la salida...para el resto soy invisible, ni siquiera me miran".

"Hoy me dijo "hola"  a la entrada pero me dí cuenta que no había oído su habitual "hasta mañana" a la salida, De modo que pensé que debía estar en algún lugar del edificio y,  probablemente,  con problemas".

Con lo poco que cuesta saludar a la entrada y salida tanto del trabajo, como de casa o de cualquier otro lugar, No nos esforzamos en ser amables con nuestros compañeros, familiares o amigos. En este caso esa amabilidad ha salvado la vida de este educado operario. 

2 comentarios:

María dijo...

Se perdieron las buenas costumbres, ahora la juventud no da los buenos días, ni se despide con un simple hasta mañana...como si no fueran cosas gratuitas.Hay que comenzar otra vez con los más pequeños, a ver si así se consigue algo.
Un abrazo

Isa dijo...

¡Buenas Noches Remedios!!!! Ya ves que aunque soy joven te saludo con todo cariño ¡¡¡jeeejejeeeje! es que sabemos las normas aunque a veces nos las saltamos.
¡¡¡¡¡Hasta mañana corazón!!!!

Publicar un comentario