martes, 4 de noviembre de 2014

ASALTAN LA OFICINA DE CORREOS

De nuevo nuestro pueblo recibe la poco agradable visita de los amigos de lo ajeno, este vez su objetivo ha sido la oficina de Correos, que ya ha sufrido varios asaltos de este tipo.


El Faro de Vigo publica hoy la noticia

farodevigo.es » Deza-Tabeirós-Montes

                                                                    Vista de la oficina de Correos de Cerdedo.
03.11.2014 | 22:43

ASALTAN LA OFICINA DE CORREOS DE CERDEDO Y CAUSAN CUANTIOSOS DAÑOS, PERO SE MARCHAN SIN ROBAR NADA.

Los asaltantes acceden al local tras forzar una ventana y dañan cajas fuertes y armarios de seguridad.

La oficina de Correos de Cerdedo sufrió durante el pasado fin de semana un asalto.
Desconocidos accedieron al interior de estas dependencias, de titularidad municipal, tras forzar una ventana y posteriomente procedieron a desvalijar su interior. Fuentes de Comandancia de la Guardia Civil en Pontevedra confirmaron ayer a esta Redacción que se recibió la correspodiente denuncia pero que, tras las primeras inspecciones, no se echo de menos nada en falta.

Todo indica que los asaltantes entraron por la parte de atrás, ya que la oficina se encuentra emplazada en la teavesia urbana de la N-541, en la rúa Orense. Forzaron una ventana y una vez dentro causaron múltiples daños en su interior, alcanzando estos a cajas fuertes metálicas, un armario de seguridad, una puerta de acceso, además de la propia ventana.

Fuentes municipales que esta no es la primera vez que la oficina de Correos sufre la visita de los amigos de lo ajeno. Según indican esta puede ser la tercera o cuarta vez que los desconocidos irrumpen en el interior de estas instalaciones  

2 comentarios:

Carlos dijo...

Vais a tener que solicitar un refuerzo especial, porque ya se están pasando, mucho cuidado por vuestra parte y por cierto ¿qué se puede robar en una oficina de Correos de un pueblo pequeño? no lo entiendo.
Un abrazo Remedios y cuidate.

María dijo...

No es sólo en tu pueblo Remedios, los cacos están extendidos por todos los lados... entre los cacos y los chorizos, no sé como nos arreglamos para seguir a flote ¿no crees?

Publicar un comentario