lunes, 15 de julio de 2013

PRAGA 2



Praga con su encanto bohemio es el lugar ideal para aquellos turistas que disfrutan al zambullirse en  cultura, como si se un inmenso mar se tratara. En ella hay tantas cosas que ver, que es difícil seleccionar. Hoy cuelgo algunas de las  que más llaman la atención, aunque considero que cada persona es un mundo, y cada uno tiene sus preferencias.



CASTILLO DE PRAGA

Es el monumento cultural e histórico más imortante de la ciudad. Es el símbolo de más de 1000 años del desarrollo del estado checo.

Es un conjunto monumental de palacios, fortificaciones, edificios religiosos, administrativos y residencias que reflejan todos los estilos arquitectónicos. Ocupa una enorme extensión de 45 Ha. Creo que ver  todo bien ya nos llevaría más que tres dias. Fue residencia de los principes, reyes y emperadores de Bohemia y desde que se creó la república en 1918  se convirtió también en residencia de los jefes de estado.






  EL PUENTE DE CARLOS

Es el más el puente más antiguo de Praga.  Se edificó en lugar de otro puente llamado de Judit que fue destruido por una inundación. Recibe el nombre de Puente de Carlos porque fué edificado en 1357 por     Carlos IV. En ambos lados el puente está fortificado con unas grandes torres y más adelante se colocaron en los pilares del puente  30 estatuas y conjuntos de santos.




AYUNTAMIENTO DE LA CIUDAD VIEJA

Desde 1338 es la Sede de la Administración. La parte gótica es la parte más antigua que se conserva del conjunto, con su torre, una capilla salediza con una rica decoración de escudos del siglo XIV. 
El reloj  astronómico es de principios del siglo XV, tiene la particularidad que a cada hora en punto entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche, aparecen 12 apóstoles y en su parte inferior se encuentra un calendario con los signos del zodíaco. Ni que decir tiene que los turistas esperan pacientemente las horas en punto para ver el reloj en movimiento.
  

 
MONASTERIO DE STRAHOV

El Monasterio de Strahov fundado en el siglo XII, fue reconstruido en varias ocasiones despues de haber sufrido diversos ataques, su estilo barroco se conserva desde la reconstrucción del siglo XVII. 
En su  hermosa Basílica dedicada a Nuestra Señora se pueden admirar unos magníficos frescos y el órgano en el que Mozart tocó en su visita al monasterio.
Lo más visitado en este monasterio es su magnífica Biblioteca con la gran belleza de su Sala Teológica Barroca, que es algo digno de admirar.   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un lujo poder disfrutar Praga a travès de tu blog.Te felicito.EXCELENTE!....Besos.Delia.

Carmen dijo...

Ya me están entrando a mi unas ganas tremendas de visitar Praga, ahora a esperar la ocasión propicia, aunque sólo sea un finde.Te contaré.
Besos

Publicar un comentario