lunes, 29 de abril de 2013

INVASIÓN DE MARIQUITAS


El segundo paraguas de mariquitas no pensaba colgarlo, pero como ya estaba embalada con tanta mariquita  le he añadido esa guirnalda todo alrededor que me pareció graciosa y quería que la vierais. Además hoy lucía un buen solecito y aunque hace  frío, mis plantas empiezan a florecer con fuerza y siempre encuentro lugares más bonitos para las fotos.  Espero que también guste.



7 comentarios:

Graciela dijo...

Lindísimas las mariquitas, los paraguas quedan espectaculares, y tus flores están que se salen de la fotos. Enhorabuena por tanta belleza.

Cecilia dijo...

Ya me gustaría a mi tener un paraguas pintado por tí, cuando tengas un huequito acuérdate de mí. Ya tienes mi dirección de correo electronico.
Besos y no te olvides

Sonia dijo...

Precioso, al igual que el otro!!! La invasión de mariquitas también ha gustado muchísimo por aquí (ya sabes a que me refiero), jajajaja.
Ahora ya con más tiempo libre, espero verte pronto.
Un beso muy grande Remmedios.!!!

Remedios dijo...

Las mariquitas son muy resultonas para pintar, por ese colorido tan llamativo que tienen en rojo y negro, cuando mi amiga Sonia me dió la idea no me figuraba que iban a resultar tan bien.
Graciela, gracias por tus elogios.
Un abrazo

Remedios dijo...

Como ya nos comunicamos por e-mail, no me preocupé de contestarte pronto, ya sabes que puedes contar con él, al pasar el verano.
Gracias Cecilia y un abrazo

Remedios Toimil dijo...

Ya sabes que estoy muy contenta que te gusten los paraguas.
Estoy casi segura que Juan te contaría algún problemilla que tuve con los paraguas, ya ves que no fue nada ¡Ja,Ja! todo tiene solución.El tuyo tiene que esperar, porque el verano es para descansar y atender la familia, pero al pasar retomaré mi aficción paragüera.
Besos y hasta pronto

Alba Carro dijo...

El jueves hizo un día horrible tuve que ponerme las botas y cojer el paraguas para ir a clase, y esque odio que llueva porque odio llevar paraguas. Pero al mediodía todo cambio vi esta preciosidad en mis manos y me alegre de que estuviera lloviendo para poder estrenarlo. Iba por la calle y la gente me miraba por el paraguas. Ahora cuando llueva me alegrare de poder usar mi precioso paraguas.
Muchas gracias
Alba

Publicar un comentario