lunes, 1 de abril de 2013

EL COLLAR DE TURQUESAS



Ante el escaparate de una lujosa joyería una  pequeña niña con la naricita aplastada contra el cristal miraba muy interesada las joyas, de pronto sus ojos se iluminaron al descubrir un objeto que le llamó la atención.

Entró decidida y acercándose al mostrador pidió que le enseñaran un precioso collar de turquesas, después de observarlo le dijo al dependiente : Es para mi hermana, ¿Podría hacerme un bonito paquete.
El dueño de la joyería que estaba cerca, se acercó a la niña y le preguntó  "¿Cuanto dinero tienes pequeña". Sin alterarse la niña sacó de su bolsillo un atadito lleno de nudos y delicadamente comenzó a deshacerlos uno a uno. Colocó el pañuelo abierto sobre el mostrador y con todo aplomo dijo :" Esto alcanza ¿no?"

En el pañuelo solo había unas cuantas monedas...mirando al dueño le dijo : "Sabe es que desde que nuestra madre murió, ella  cuida de mi con mucho cariño,  mi hermana la pobre, casi no tiene tiempo para ella. Hoy es su cumpleaños y estoy segura que la hará muy feliz porque es justo el color de sus ojos".

El empleado miraba al dueño sin  saber que hacer, pero éste sólo sonrió a la niña y comenzó a envolver el collar en un papel fino, después lo colocó en una cajita y le hizo un hermoso lazo de color turquesa, colocó la cajita en una de las exclusivas bolsas de la joyería y se lo entregó a la pequeña diciéndole : "Tómalo, llévalo con cuidado". Ella se fué feliz calle abajo.

Al poco rato, una encantadora joven de cabellos rubios y unos maravillosos ojos color turquesa entró en la joyería. Puso encima del mostrador la cajita abierta  y preguntó: " ¿Este collar se vendió aqui ?" Si señorita, es una de las piezas especiales de nuestra colección exclusiva. "¿Cuanto costó?". Lamento no poder  informarla, nuestra norma es que el precio de cualquier artículo siempre es confidencial entre la empresa y el cliente.



...pero mi hermana sólo tenía unas monedas que ha reunido haciendo muñecas de trapo con ropa vieja, pues mi sueldo es demasiado pequeño y apenas nos llega para sobrevivir. A la vista se ve que no es un collar de fantasíay ella no tenía dinero suficiente.

El dueño tomó el collar y rehizo el paquete y con mucho cuidado volvió a colocar en la cajita, rehizo el lazo con delicadeza y se lo  devolvió a la joven con estas palabras :

                             " Ella pagó el precio más alto
                       que cualquier persona puede pagar:
                             ella dió todo lo que tenía".

El silencio llenó el local, ella tomó la cajita y salió lentamente, abrazándola fuerte contra su pecho mientras sus preciosos ojos turquesa se llenaban de lágrimas.

       

  Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor,
                            Recuerda :
          Si eliges el mundo, quedarás sin amor,
       Pero si eliges el amor, conquistarás el mundo. 

                          

7 comentarios:

Isa dijo...

Que cuento más enternecedor, me ha gustado muchísimo.
Basitos

María dijo...

Un precioso relato,es maravilloso que se encuentre gente de tan buen corazón, con la pérdida de valores que hay en día, acciones así deberían ser un ejemplo para todos.
Con cariño

Anónimo dijo...

¡Que cuento hermoso!Eso si que es amor. Besos. Delia

Remedios dijo...

Me alegro mucho que te guste Isa,si que es muy tierno y ejemplar.
Un abrazo

Remedios dijo...

Tienes razón, María, es difícil encontrar gente así en estos tiempos, pero si que hay algunas excepciones, que nos sirven de ejemplo.
Un abrazo

Remedios dijo...

Si que es hermoso, a mi también me lo pareció, por eso me gustó colgarlo en el blog, para que lo vieran todos.
Muchos besos

kaia joyas Uruguay dijo...

Pido permiso para usarlo en mi blog, muchas gracias.

http://kaiajoyasuruguay.blogspot.com/

Publicar un comentario