jueves, 23 de enero de 2014

AFRICA


Como esta temporada estoy liada con los paraguas ( con lo que llueve aqui es lógico, ¿no os parece) llevo tiempo sin mostraros alguno de mis cuadros favoritos. Es de una época en que me encantaba pintar temas de inspiración  africano. Está pintado al óleo y lo que resalta en él es su colorido intenso. Espero que os guste.

6 comentarios:

Olga dijo...

Muy bonito ese cuadro africano, con un colorido espectacular y ese diseño moderno que lo convierte en un objeto de deseo.
Sigue deleitándonos con tus pinturas, ya sean paraguas o cuadros.
Besos

Notti dijo...

Hola Remedios. El cuadro es realmente precioso!!! Creo que te lo conocía ya, no sé, recuerdo haberte visto cuadros africanos, supongo que éste estaba entre ellos. Tiene un colorido fantástico, me encantaaa y creo que va a tener una gran acogida en el blog. Aprovechate ahora que seca todo mal, ja ja ja.
Me han gustado mucho las fotos de Dana. El entorno es tan bonito... La carretera con los arcenes llenos de hojas también me ha llamdo la atención.
El bizcocho de mandarinas y el de moka... creo que elijo el de mandarinas, me resulta más vistoso.
Un fuerte abrazo.

Cecilia dijo...

Precioso ese cuadro Remedios, me encanta, tiene que lucir mucho en cualquier lugar en que esté colocado...ya me gustaría a mi tenerlo en mi salón.
Besos

Remedios dijo...

Gracias por tus elogios Olga. Es un cuadro que luce mucho, creo que es el colorido lo que hace que guste mucho a los que lo ven.
Un abrazo

Remedios dijo...

Hola Notti, claro que ya conocías el cuadro, por algo eres de las blogueras de siempre, de las que me siguen desde los principios. Precisamente mucha de la gente que está empezando a ver el blog no tienen ni idea de los cantidad de cuadros que llevo hecho y por eso me he decidido a colgar algunos.
Dana sigue disfrutando del agua fría, fría, ayer teníamos nieve en la montaña y ella en el agua, unas amigas que van siempre conmigo de paseo, le llaman Sara, porque como hay tantos ramas y palos tirados por la carretera le encanta cojer un palo en la boca y ellas dicen que parece Sara Montiel con el puro, lo curioso es que aunque le llamen Sara, ella entiende.
La carretera ahora está increible con el último temporal, cayeron muchisimas ramas de árboles y hasta se ven arboles rotos, el otro día hasta estaba pensando en llevar un casco de Juan en vez del gorro de lluvia que ya es habitual, por si me caía algo en la cabeza, total que decidimos que esos días de viento no vamos.
El bizcocho de mandarinas desde luego es más saludable y jugoso, el colorido lo hace muy apetitoso y realmente está rico,rico.
Un gran abrazo




Remedios dijo...

Hola Cecilia, me halagas mucho con ese deseo de tener ese cuadro en tu salón, estos días voy a seguir colgando algunos cuadros y entonces quizas encuentres otro que te guste más. No te precipites. Y cuando decidas escríbeme al correo y ya te digo si está disponible.

Publicar un comentario