jueves, 5 de diciembre de 2013

LOS REMEDIOS DE REMEDIOS , clásicos




Los remedios de hoy son los clásicos, los de siempre, los que nuestras abuelas siempre tenían a mano, son trucos tan sencillos como eficaces.

1º.- Para que la sartén no se pegue, antes de cocinar en ella un alimento que tienda a pegarse, cubre el fondo con sal y fríela hasta que adquiera un tono tostado, retira con un papel de cocina  y listo, no se pegará y la sartén quedará más limpia.

2º.- Pelar algunos ingredientes con más facilidad :


 Las cebollas se pelan facilmente si se sumergen 5 minutos en agua templada.

Lo mismo hay que hacer para que las nueces.
Los tomates hay que meterlos en agua hirviendo durante unos 15 segundos, despues de haberle hecho  un corte en forma de cruz en la parte inferior.
Con la calabaza lo mejor es sumergerla en agua muy caliente durante 15 minuto, asi se hidrata y la piel se pone más blanda.

3.- Para sacar el color amarillento de ropa antigua, como sábanas  o manteles antiguos que se guardan durante mucho tiempo, a veces como preciosos recuerdos de otras épocas, hay que hacerllo según la calidad de los tejidos:

Si son prendas delicadas hay que oonerlas en remojo con agua, un buen chorro de detergente líquido y dos cucharadas de agua oxigenada. Esperar una hora, aclarar y seguidamente lavar con normalidad.
Si no son tan delicadas, echar agua oxigenada directamente sobre las manchas, frotar bien y aclarar enseguida.
Si son de algodón, se sumergen en un recipiente con agua, detergente neutro, un puñado de sal y el zumo de tres limones, dejar en remojo media hora, aclarar y lavar con normalidad


4º.- Para conseguir que las albóndigas nos queden perfectamente redondas, hay que poner en un vaso un poco de harina, cojer con una cuchara la cantidad de carne picada que creas necesario para una albóndiga y métela en el vaso, mueve el vaso enérgicamente haciendo circulos. La albóndiga se forma sola y bien redonda. ¡Ya no nos estropearán la estética del plato, nuestras albóndigas imperfectas!!!!

5º.-  Problemas con las legumbres:

 A veces las conservas de legumbres son difíciles de sacar del tarro, para hacerlo sin dañarlas lo más mínimo, lo mejor es abrir el bote y calentarlo unos 10 minutos al baño María.

 Si te olvidaste de dejar en remojo la noche anterior las legumbres que vas a cocinar , puedes solucionarlo, hirviéndolas crudas un minuto y medio puedes reducir el remojo en sólo tres horas.

 Recuerda : Los garbanzos sólo quedarán tiernos si se empiezan a cocer en agua ya caliente.

Si necesitas añadir agua a guiso de legumbres, debes saber que esa agua debe añadirse :
                                                     Fría en las alubias
                                                     Hirviendo en los garbanzos
                                                     y tibia en las lentejas.

Y para que no nos queden duras añadirle la sal al final

                         ¡COMO LO HACÍA LA ABUELA!


4 comentarios:

Berta dijo...

¡Cuanta sabiduría tenía la gente de antes!, sin apenas medios (libros,internet, etc) tenían unos remedios y unos consejos que se transmitian de padres a hijos y que hoy día son fáciles y lo más importante "eficaces"
Gracias por transmitirnoslos.

Anónimo dijo...

Se aprenden un monton de cosas con tus remedios....yo que siempre les echo agua caliente sean alubias, lentejas o garbanzos......gracias.Un besiño.Ángeles

Remedios dijo...

Tienes razón Berta, lo nuestro con tantos medios que tenemos a mano no tiene mérito,
el mérito lo tienen nuestros antepasados que sabían tantas cosas que incluso hoy día
nos llaman la atención.
Un abrazo

Remedios dijo...

¡Ja,ja Angeles! me hizo gracia lo del agua. Cuando empecé a cocinar siempre dudaba si era fría o caliente. Terminé por hacerme una pequeña chuleta y la pegué en un rincón escondido de la cocina durante algún tiempo: "fría en las alubias, hirviendo en los garbanzos y tibia en las lentejas" ¡Mira que son complicadas las legumbres, todas son legumbres pero cada una tiene su preferencia !
Besos

Publicar un comentario