miércoles, 18 de junio de 2014

LOS MIL PERRITOS



Despues de unas pequeñas vacaciones, ya estoy de nuevo con vosotr@s para seguir con la grata tarea de comunicarnos por medio del blog. Y para comenzar, un bonito cuento popular, que como casi siempre ocurre en estos cuentos, guardan  un importante mensaje. 

Se dice que hace mucho tiempo en un pequeño y alejado pueblo había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando un refugio para protegerse del sol, logró entrar en la casa por un agujero  de una de las puertas de dicha casa.

Subió lentamente las viejas escaleras de madera y se encontró con una puerta entreabierta, se adentró en el cuarto. Para su sorpresa, se dió cuenta que dentro había 1000 perritos, observándolo tan fijamente, como el les observaba a ellos.



El perrito comenzó a mover la cola y levantar poco a poco las orejas. Los mil perritos hicieron lo mismo. Después sonrió y ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreian y ladraban alegremente con él.

Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para si mismo :

           ¡¡¡ Que lugar tan agradable !!!
                         Voy a venir más veces a visitarlo.

Tiempo despues, otro perrito, entró en el mismo edificio y llegó a la misma habitación. A diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos mirándolo fijamente,se sintió  amenazado y empezó a gruñir, los 1000 perritos gruñeron también. Comenzó a ladrarles ferozmente y los mil perritos le ladraron ferozmente.

Cuando este perrito salió del cuarto pensó :

               ¡¡¡Que lugar más horrible !!!
                             No volveré nunca más allí.

En la puerta de la casa había un letrero que decía "La casa se los espejos"


2 comentarios:

Laura dijo...

Parece un cuento infantil, sin embargo nos encontramos con una hermosa reflexión, que se sintetiza en pocas palabras "si sonreimos, no sonreirán, si ponemos mala cara, nos devolverán cara de perros" , nunca más apropiado lo de cara de perros ¡jeje!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Esta sabia reflexión es muy útil para mejorar la imagen que nos muestra el espejo de nuestra casa......Podemos hacerlo y nos irá mejor!!!!!Besiños.Ángeles.

Publicar un comentario