martes, 10 de junio de 2014

CLÍNICA DE LA VIDA.




Cuando alguien visita la Clinica de la Vida para una revisión rutinaria., lo más seguro es que lo encuentren enfermo.

Al tomarle la tensión la Vida vió que estaba bajo de ternura.

Al medirle la temperatura el termómetro registró 40º de ansiedad.

Despues de hacerle un electrocardiograma se dianosticó que su problema era la falta de abrazos y cariño.

Al pasar por Ortopedia notaron que no podía pasear con su hijo porque se habia endurecido
.
También le encontraron miopía ya que no podía ver más que las cosas negativas  del prójimo.

Al quejarse de sordera, el diagnosticó fue que había dejado de escuchar a los que estaban a su lado.

Al final prometió que seguiría a rajatabla el fuerte tratamiento  a base de remedios naturales que  le habían recomendado:

Al levantarse, beber un vaso de agradecimiento.
Al llegar al trabajo, una cucharada de paz.
Cada hora tomar un comprimido de paciencia y una tacita de humildad.
Al llegar a casa se inyectaría una dosís de cariño.
Y al llegar la noche, al acostarse 2 capsulas de conciencia tranquila. 

A todos nos vendría bien este tratamiento... No dejeis de ponerlo en práctica          

1 comentarios:

Laura dijo...

Muy original el modo de plantear estas reflexiones y que verdades tan grandes encierra,si la mayoría estamos enfermos del alma, el tratamiento es magnífico.
Un abrazo

Publicar un comentario