jueves, 30 de diciembre de 2010

LA HUMILDAD


Paseando un día con mi padre, nos paramos en una curva. Mi padre preguntó ¿oyes algo? le contesté: Si es un carro. Mi padre dijo: es un carro vacío. ¿Como lo sabes? Por el ruido, si viene vacío hace mucho más ruido que si llegara lleno.

Desde entonces siempre que noto a una persona HABLANDO MUCHO, interrumpiendo a todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene sintiendose prepotente y mirando por encima del hombro a los demás.....me acuerdo de las palabras de mi padre:

"Cuanto más vacía es la carreta, más ruido hace"

La humildad consiste en no hablar de nuestras virtudes, y permitir a los demás que las descubran si es que en realidad existen.

Nadie está más vacío que el que está lleno de "UNO MISMO".

Procuremos ser como el agua serena y mansa que llega profundamente a las raices, EN SILENCIO, nutriendo.

2 comentarios:

Isa dijo...

Los relatos con una moraleja final nos hacen reflexionar con los comportamientos, no sólo de los demás sino con los nuestros propios. Quien no ha tenido alguna vez su momento de alardear de algo que no tenía solo por fastidiar un poco a alguien que nos caía mal?
La foto antigua es preciosa, cuidas tanto los detalles que no te sorprenda que tu blog alcance la categoría que ya tiene.
Que el año nuevo venga cargado de satisfaciones para ti
Isa

Remedios dijo...

Estoy de acuerdo contigo y tambien creo que todos en agún momento hemos tenido que soportar esas personas que sólo hablan de lo que tienen o dejan de tener. Es muy apropiado el refrán de la abuela de Notti: Dime de lo que alardeas y te diré de lo que careces.
La foto si que es antigua, me dijeron que debe tener unos cien años, y me encantó, estaba deseando tener un motivo para colgarla.
Gracias Isa, un abrazo.

Publicar un comentario