martes, 20 de enero de 2015

LOS ERIZOS




En los tiempos remotos de la Edad del Hielo, las gélidas temperaturas ocasionaron la muerte de muchos animales. Los erizos viendo a otras especies desaparecer de la faz de la Tierra, decidieron  combatir el frío ambiente  uniendose en grupos para darse calor y protegerse entre sí.

Lo que no habían tenido en cuenta es que sus afiladas púas, hacían que los compañeros más cercanos, a los que transmitían su calor, tambien eran los que sufrían más pinchazos y heridas, por lo que acabaron alejándose unos de otros y empezaron a morir congelados.

Esta terrible situación les obligó a tomar una decisión : o aceptaban el inconveniente de las espinas de sus compañeros o se vería condenados a desaparecer como especie. Con mucha sabiduría decidieron volver a convivir estrechamente y a tolerar los inconvenientes causados por las pequeñas heridas que la relación con los más cercanos podían ocasionar, a cambio conseguía el calor necesario para sobrevivir.


Eso nos debería hacer reflexionar a los humanos, porque la mejor relación no es la que se establece entre personas perfectas sino aquella en que cada uno aprende a convivir con los defectos de los demás sin que por este motivo, dejan de admirar sus cualidades.


1 comentarios:

Ángeles. dijo...

Sabia decision de los erizos....una buena enseñanza de convivencia...
Seguro que la vamos a tener en cuenta.
Besiños.

Publicar un comentario