sábado, 31 de enero de 2015

BIZCOCHO DE MANDARINAS




Que mejor para un día lluvioso que un suculento bizcocho esponjoso de mandarinas, que con su dulce sabor hace que a todos nos parezca que ya luce el sol, aunque sólo sea un espejismo.
Para la cobertura decidí hacerle un glaseado con su zumo que potenció todavía más su delicioso sabor

INGREDIENTES:
Para el bizcocho
Harina   200 gr.
Levadura Royal    1 sobre.
Mandarinas de piel fina     3
Azúcar     300 gr.
Huevos   4.
Aceite de girasol   1 vaso.

PREPARACIÓN :

Precalentamos el horno a 180º.

Lavamos tres mandarinas, las secamos y las cortamos en 4 cuartos con la piel, retiramos las semillas si es que las tienen y las batimos en la batidora, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que no queden trocitos.

Añadimos los huevos y batimos hasta conseguir una masa homogénea.

Pasamos la masa a un bol y agregamos el aceite y batimos con las varillas un poco para ue se mezcle el aceite, a continuación se añade la harina mezclada con la levadura poco a poco tamizándola y removiendo con una espátula.

Si el molde es de silicona lo engrasamos con un poco de aceite repartido con un pincel, si es un molde metálico lo recubrimos con papel de horno o con mantequilla y un poco de harina.

Vertemos la masa en el molde y lo introducimos en el horno durante unos 35 ó 40 minutos, comprobar antes con un pincho si está cocido.

Dejar enfriar en una rejilla.




INGREDIENTES:
Para la cobertura

Mandarinas   2.
Azúcar glass   150 gr

Cortar una mandarina en rodajas muy finas y se ponen en un cazo con 50 gr. de azúcar glass, un poco de agua, y el zumo de la otra mandarina, se deja hervir unos 10 minutos y retiramos las rodajas.

En el almibar que quedó en el cazo, añadimos 100 gr. de azúcar glass para que se forme un glaseado espeso con el que recubrimos el bizcocho y por último le colocamos las rodajas caramelizadas

0 comentarios:

Publicar un comentario